Cómo encontrar motivación cuando te sientes de bajón

Encontrar motivación puede ser difícil, sobre todo cuando uno se siente poco motivado.

A veces puede parecer que no hay suficiente motivación para hacer algo, y esto puede llevar a una pérdida de interés y a un bajón de energía. Pero, ¡No desesperes! Hay algunos trucos que puedes utilizar para encontrar motivación cuando te sientas decaído.

 

En primer lugar, recuerda que la motivación no es algo que puedas encontrar en el exterior. La motivación viene de dentro, de tus emociones y deseos. Por tanto, para encontrar la motivación, primero debes comprender qué te motiva a hacer algo.

Una buena idea puede ser coger un papel y un bolígrafo y escribir todas las razones por las que quieres hacer algo. Por ejemplo, si intentas encontrar motivación para ir al gimnasio, podrías escribir: “Quiero perder peso”, “Quiero sentirme más en forma”, “Quiero aumentar mi fuerza y resistencia”. Esto te ayudará a clarificar tus objetivos y a encontrar una motivación más profunda.

Una vez que comprendas qué te motiva a hacer algo, puedes empezar a buscar estrategias para aumentar tu motivación. Una forma de aumentar la motivación es dividir la tarea en pasos más pequeños y manejables. Por ejemplo, si estás intentando perder peso, en lugar de centrarte en el objetivo final de perder 10 kilos, puedes dividir la tarea en pequeños objetivos semanales, como perder 0,5 kilos a la semana. Esto te dará una sensación de progreso y te ayudará a mantener la energía y el interés para seguir trabajando hacia tu objetivo.

Además, es importante encontrar apoyo motivacional. Por ejemplo, puedes unirte a un grupo de apoyo o encontrar un compañero de entrenamiento que te ayude a mantener el rumbo y te anime cuando te sientas desanimado.

Por último, no olvides recompensarte cada vez que consigas un pequeño objetivo. Puede ser algo tan sencillo como una pequeña recompensa, como un helado o un libro, o algo más grande, como un viaje o un traje nuevo. Las recompensas pueden darte un empujón extra para seguir trabajando por tus objetivos y mantener alta tu motivación. ¡NUNCA TE RINDAS!

Comparte este artículo

Explora más artículos