Stop al aburrimiento: técnicas de lectura para aumentar la atención

Para muchos de nosotros, leer puede volverse fácilmente monótono y aburrido si lo hacemos siempre de la misma manera. Sin embargo, hay algunas técnicas que pueden ayudar a que la lectura sea más atractiva y estimulante. En este artículo, exploraremos algunas formas de leer de manera alternativa y de mantener nuestra atención en los textos que leemos. Desde variaciones en la postura en la que nos encontramos mientras leemos, hasta el uso de nuestra voz y nuestros sentidos, descubriremos cómo hacer de la lectura una experiencia más atractiva y que merezca la pena.

 

Una de las técnicas más eficaces para la lectura alternativa es cambiar la postura en la que te encuentras mientras lees. En lugar de sentarte en un escritorio o en un sofá, intenta leer de pie o andando, o incluso tumbado en un colchón. Este cambio de posición puede ayudar a mantener tu atención y estimular tu mente de distintas formas. ¡Si lo piensas bien, hasta Einstein dijo que “si sigues haciendo lo que siempre has hecho, seguirás obteniendo lo que siempre has obtenido”… así que intenta cambiar!

 

Otro consejo útil es cambiar tu velocidad de lectura. En lugar de leer a un ritmo constante, intenta ralentizar o acelerar tu ritmo de lectura según el contenido del texto. Esto puede ayudarte a mantener la atención y a captar detalles importantes que de otro modo podrías pasar por alto.

 

Otra forma de hacer que la lectura sea más atractiva es utilizar tu voz. En lugar de leer en silencio, intenta leer en voz alta, ya sea para ti mismo o para otra persona. Esto puede ayudar a mantener tu atención y a fijar mejor los conceptos en tu cerebro.

 

Por último, otro consejo útil es tomar notas mientras lees. Esto puede ayudarte a centrarte en el contenido del texto y a fijar los conceptos clave en tu mente. Tomar notas también puede ser útil para repasar el material más tarde y seguir desarrollando tus ideas. Además, escribir a mano puede ser una forma más atractiva y memorable que escribir en un teclado. Si es posible, intenta utilizar un bolígrafo y un cuaderno en lugar de un dispositivo electrónico para tomar notas mientras lees.

 

Comparte este artículo

Explora más artículos